Bauwagen_22_kl

Empecé a soldar cuando estaba viviendo en mi camión, en una aldea de casas rodantes en Hanóver.

Bauwagen_01_kl

Lo primero que hice fue un soporte para un columpio que monté dentro de mi camión. Me empezó a gustar y soldé un guardarropas, una red en un marco decorado con figuras.

Las primeras figuras me salieron bastante toscas, pero con el tiempo fuí refinando mi técnica y poniendo más atención a los detalles. De niño hacía muchas figuras de papel maché, y lo que hago hoy es una continuación, con otros materiales y otras técnicas.

Saegefisch_15_kl

Descubrí la escultura como un medio que me permite expresar mis ideas creativamente. Soldar también fué una liberación de los trabajos prescritos como mecánico de precisión, lo que aprendí entre 1990 y 94. Ahí se exigía seguir los dibujos estrictamente. Mi única libertad consistía en definir los pasos y métodos por los que alcanzaría el objetivo definido. En cambio, una escultura la comienzo partiendo de no más que una idea borrosa de lo que vendrá a ser. Las esculturas evolucionan con el tiempo, voy inspirándome con el material, sus formas y superficies. Es un proceso completamente diferente.

Fummelundblech_sw3_kl

Junto pedazos de material viejo, así creando algo nuevo. En la mecánica de precisión, lo que hacía era más bien quitar material de un trozo de metal por medio de torneado y fresado. Pero lo que me fascina a mí es unir objetos que traen consigo sus propias historias y antiguas funciones, y transplantarlos a otro contexto. Contar una historia nueva.

El material lo encuentro en chatarrerías, fábricas y en la calle. Me encanta pasarme tardes enteras trasteando por una chatarrería, hay tantas curiosidades que descubrir.

En un pequeño taller tengo una soldadora de gas, una soldadora eléctrica, una amoladora y claro que mucho metal. Prefiero soldar con gas ya que resulta mejor con chapas finas. La soldadora eléctrica es más ligera, es buena para llevármela fuera del taller, por ejemplo para instalar algo en una exposición.

Entre mis esculturas, la más pequeña es un murciélago que cabe en una mano. Las figuras más grandes tiene más de 3 metros de altura. Tengo que hacerlas desmontables porque sino necesitaría una grúa para transportarlas.